Las detectives van poco a poco abriéndose paso en un oficio donde la figura masculina ha prevalecido durante décadas, a pesar de las ventajas de su género

En España se calcula que de los 800 detectives privados que hay en activo solo un cuarto son mujeres, aunque su presencia está aumentando, gota a gota, en un sector dominado y estereotipado tradicionalmente por hombres.

“Hay muchas oportunidades porque somos muy pocas y la gente sospecha menos de nosotras, así que es más fácil conseguir información”, explica Eva Grueso, que lleva desde los 17 años camuflándose en distintos personajes y coartadas para cazar la prueba clave. “Algunos clientes lo prefieren, te dicen: de ti no sospecharán”.

Seguir leyendo

Call Now Button