Dolidos por las críticas que se han vertido sobre su oficio en el juicio de “La Manada”, reivindican el servicio de su trabajo.

El juicio de «La Manada» los ha vuelto a poner en el centro de críticas y del huracán informativo. Para Javier Hidalgo, detective privado con más de veinticuatro años de investigaciones a cuestas, su profesión está «del lado de los buenos», por más que el «desconocimiento entre la sociedad» y las declaraciones «oportunistas» de algunos políticos hayan cuestionado su utilidad y, sobre todo, sus límites.

En su mente está la reciente polémica por el informe -finalmente retirado por el abogado que lo propuso como prueba- sobre la actividad en redes sociales de la joven presuntamente violada por cinco hombres durante las fiestas de San Fermín, cuyo juicio está previsto que concluya esta semana.

Noticia completa aquí

Call Now Button