Carecía de la titulación necesaria para el desempeño de la actividad y obligaba a los clientes a pagar más de lo inicialmente estipulado

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a un hombre de 58 años de edad acusado de llevar 13 años haciéndose pasar por detective privado, al que acudían las víctimas demandando algún servicio de investigación, con la convicción de que la persona que les atendía, era un detective habilitado, en el que depositaban su confianza y ponían a su disposición datos personales de familiares y suyos propios.

Según ha informado la Policía en un comunicado, la investigación comenzó debido a las numerosas denuncias que se habían recibido sobre la presunta actividad delictiva en que pudiera estar incurriendo el responsable de un despacho de detectives de la capital hispalense desde 2006.

Los agentes se desplazaron hasta el despacho de detectives privados en cuestión y pudieron comprobar que la persona que figuraba como administrativo, era la misma que hacía valer su condición de detective ante los clientes y así se había perpetuado en el tiempo desde el año 2006.

Noticia completa aquí

Call Now Button