Las pesquisas tenían por objeto ‘espiar’ a empleados de la empresa pública que habían rebajado el número de retirada de vehículos

La Sociedad Municipal de Aparcamientos de Málaga, Smassa, contrató a una empresa de detectives privados para ‘espiar’ a conductores de la grúa municipal con el argumento de que habían reducido los servicios de retirada de vehículos en la ciudad.

El contrato se firmó en junio de 2014 entre la sociedad municipal de aparcamientos, Smassa, y la empresa Corporación Ibérica Detectives Privados S.L., según la información a la que ha tenido acceso la Cadena SER. El documento recogía contratar un mínimo de tres días ampliables a los detectives a razón de 450 euros por jornada.

La investigación habría sido encargada por el anterior gerente de la empresa pública, José Carlos Romero, para espiar a “ciertos conductores” de la grúa que habían bajado sus retiradas de vehículos de forma considerable y el entonces gerente pensaba que se estaba produciendo una huelga encubierta. El objetivo de la investigación incluía la posibilidad de, a la luz de los datos, iniciar expedientes disciplinarios a esos conductores.

Para ello, desde Smassa se llegó a pedir presupuestos a varias empresas de detectives, adjudicándole el servicio finalmente a la más económica, con la que se firma el contrato, según reconoce un alto cargo en un informe interno de la sociedad municipal de aparcamientos.

 

Sigue leyendo aquí

Call Now Button