Recurrir a un detective para recabar pruebas que justifiquen un despido por actividades incompatibles o que dificulten la recuperación en caso de baja por IT es bastante habitual. Un ejemplo es esta sentencia en la que un TSJ (frente al criterio del Juzgado de lo Social) declara procedente el despido de un conductor de transporte escolar que estando de baja por IT por somnolencia y apneas fue «pillado» conduciendo un vehículo y fumando (sent. del TSJ de Cataluña de 4 de julio de 2019).

El caso concreto enjuiciado

Una empresa de autobuses procedió a despedir disciplinariamente a uno de sus conductores (transporte escolar) que estaba de baja por IT por simulación de enfermedad. Tal y como se exponía en la carta de despido, el trabajador estaba de baja por IT desde el 15 de septiembre de 2017 y supuestamente no podía conducir porque tenía mareos, apenas y somnolencia y, por tanto, era peligroso que lo hiciera.

La empresa se enteró de que el trabajador seguía conduciendo su coche y recurrió a un detective. En los tres días de investigación del detective, el trabajador condujo un mínimo en total de 57,3 km y permanece en el interior del vehículo mucho tiempo más del necesario ya que realiza numerosas esperas, tanto cuando acompaña a la señora que al parecer vive con usted, como cuando permanece esperando casi 40 minutos en el interior de su vehículo en Mataró el día 20 de diciembre.

Noticia completa aquí/

Call Now Button